Artículos

Uso de refrigerante catalítico en automóviles

Una solución que ayuda al medio ambiente
El uso del refrigerante en el aire acondicionado es primordial para su funcionamiento. Sin embargo, su característica de contaminante, ha reforzado el trabajo por buscar soluciones que contribuyan en el cuidado del medio ambiente.
Hasta 1995, el aire acondicionado utilizado en los automóviles utilizaba como refrigerante – agente de enfriamiento que absorbe el calor de otro cuerpo o sustancia – el fluido clorofluorocarbono12, conocido también como CFC-12 o comercialmente como Freón.

Uso de refrigerante catalítico en automóviles
Sin embargo, luego de variadas investigaciones se llegó a la conclusión de que este compuesto refrigerante producía un gran daño en la capa de ozono, por lo que se comenzaron a buscar soluciones para elaborar nuevos productos que protegieran el medio ambiente.

Una de esas soluciones se encuentra en el refrigerante catalítico, que a partir del mismo año en que se dejó de fabricar el CFC-12, comenzó a distribuirse como el gas ecológico R-134, refrigerante aceptado por la Agencia Estadounidense para la protección ambiental, EPA y uno de los más utilizados en la actualidad.

La Ley Nº 20.096 establece el control de las sustancias agotadoras de la capa de ozono. Según explica la Cámara Chilena de Refrigeración y Climatización A.G., “nuestro país cuenta con una poderosa herramienta legal, que le permitirá cumplir adecuadamente con los compromisos internacionales asumidos en el marco del Protocolo de Montreal, tendientes a reducir el consumo de las Sustancias que Agotan la Capa de Ozono (SAOs) e informar a la opinión pública de sus efectos y de la radiación ultravioleta en general” (www.frioycalor.cl)
La ventaja de este gas enfriador catalítico por sobre el anteriormente utilizado en los vehículos, es que carece de clorofluorocarbono y por ende el potencial de destrucción de la capa de ozono es prácticamente nulo y además no contribuye al efecto invernadero, por lo que se consideró la mejor opción de reemplazo.

Lo anterior se explica debido a que para su creación, los estudios se basaron en el trabajo sobre diferentes mezclas de hidrofluorocarburos (HFC), los que tienen una corta permanencia en la atmósfera y por lo tanto, menores efectos nocivos para el medio ambiente.

No obstante, investigaciones realizadas en España, dilucidaron que a pesar que el HFC protegía de alguna forma el entorno, de todas formas repercutían de manera negativa en el calentamiento del planeta. Por esta razón, la fabricación hoy apunta a utilizar gases considerados más ecológicos como el amoniaco, propano, butano y dióxido de carbono, entre otros.

El último de ellos, fue probado por los fabricantes de automóviles alemanes, quienes concluyeron que el refrigerante R744 – dióxido de carbono – es el refrigerante natural que utilizarán en la elaboración de sus autos en el futuro. De esta forma, el país germano se convertiría en la primera nación de la unión europea en utilizar este tipo de gas enfriador.

En nuestro país en tanto, la empresa de aire acondicionado para vehículos, Movil Service, se destaca por poseer entre sus servicios, solamente la entrega de refrigerante catalítico, sin duda un plus sobre algunos de sus competidores, quienes aún continúan entregando del producto ya casi en desuso y considerado contaminante.

De esta forma, Movil Service desarrolla el ciento por ciento de su trabajo basados en la entrega de este enfriador natural, el que puede ser utilizado en cualquier vehículo, incluso en automóviles que anteriormente utilizaron el antiguo gas.